Miércoles, 22 Noviembre 2017
El Falla contra "La Milagrosa" de Antonio Martínez Áres Imprimir E-mail
Escrito por Maki   
Compartir en TuentiCompartir en FacebookCompartir en Twitter

Para los seguidores de Martínez Áres, un punto de inflexión en su carrera carnavalera ocurrió durante el año 2000, con la comparsa "La Milagrosa". A pesar de estar a un nivel excelente, este año no logró llegar a la final porque la agrupación se vió envuelta en una polémica que poco o nada tuvo que ver con la comparsa en si misma, y sí más con las ideas de la Asociación de Autores, de las que Martínez Ares formaba parte. Aquí tenéis esta historia contada por un gaditano que presenció todo de forma muy directa, que cada uno saque sus conclusiones:

 

El verano de 1999 resultó un tanto movidito. El concejal de aquel entonces, que si era un hombre de carnaval a diferencia del actual (dudo que se sepa el estribillo de "Los Borrachos"), estaba continuamente echando un pulso con Valdiviator, el cual pretendia que le hicieran caso a pesar de sacar a la calle un cartel de dudoso gusto donde algunos autores aparecian medio en pelotas. Penoso y denigrante a la par. La cosa se caldeó y este tipo le tocó los cojones al concejal hasta tal punto de ceder a peticiones gilipollas como la de quitar a la radio de las bambalinas. Recuerdo incluso que llegaron a plantear un concurso paralelo en el teatro Villamarta de Jerez si el ayuntamiento no cedia sus exigencias. Todo un chantaje en toda regla. Para mi gusto, el Demonio Antonio cometió un craso error al juntarse con este señorito que nunca sacó nada en condiciones, pero que ya por aquel entonces pintaba mas que el mismo Gavilán o el Caballero Blanco. Erró al no mantenerse al margen ya que, si caía mal, consiguió caer como el culo que la opinión pública se le tornara en su contra.

 

Ese año fue el de "La milagrosa". Una comparsa nétamente inferior al registro alcanzado por este autor pero cláramente superior a la mayoria de las comparsas de ese año, exceptuando a "Los del Año Catampun", exquisita comparsa de Tovar. Ya sabemos en Cádiz lo que pasa cuando bajamos el listón. Ya sabemos lo que pasa en Cádiz cuando el arbol se cae. Transformamos al heroe en villano. Si a eso le añadimos todo lo acaecido en la asociación de Valdiviator sacamos la conclusión de que el Demonio pasó de ser el absoluto e incontestable Rey del Carnaval a un capitan de barco pirata condenado a perderse a la deriva.
 
Como siempre, la expectación que creaba esta comparsa era absoluta, pero me daba la sensación de que el ambiente estaba enrarecido. Muy diferente a años como El Brujo o Los Templarios, sin ir mas lejos. Pronto empezó el cachondeito con el "Buenos dias" de la presentación. Los pseudograciosos de turno lo entonaban una y otra vez acompañado de alguna que otra risita de maldad. Dentro de la misma presentación, el propio Demonio aparecia como figurante dentro de un buhonero que la comparsa utilizó como atrezzo. Eran los mismos chupapollas los que volvieron a murmurar los "mi este, mi este..." al mas puro estilo "los lacios". El mas atrevido del cotarro, en un arrojo de valentia propiciada por estar en la oscuridad y el anonimato, gritó "fuera" al autor.Muy bien muchacho. Espero que al menos, esos cojones que echo en el gallinero le haya servido para ser feliz, aunque lo dudo muchisimo, ya que me da la impresió de que todo el que abre la boca en ese lugar es por que despues no puede abrirla en su propia de casa. La comparsa fue recibida con una frialdad impropia de un público que la esperaba todos los años como agua de mayo. Todo estaba en su contra. El ayuntamiento, los Gavilanistas, la radio, los neutrales y sus propios detractores que, ya de por si, los tenia, y muchos. Recuerdo una semifinal que cantaban un pasodoble genialmente escrito y en el que el Demonio se autocriticaba utilizando frases de sus propias coplas. Un cabezón un tanto gilipuertas, que actualmente milita en el coro de el Capo y del cual no olvidaré su cara ni su hidrocefalia ya que estaba sentado cerca de mi esa noche, gritó como un poseso: "Esto no vale nada!". El aullido en cuestión fue secundado por algunos silbidos y se formó una pequeña tangana. Este año lo he visto haciendo el chufla con un campana en su coro y me han dado ganas de gritarle: "El que no vale nada eres tu, mamón", pero no merece la pena, ni ese ni ninguno de los demás vampiros.
 

La cosa estaba clara y esa comparsa empezaba a oler a madera. La noche de los cuchillos largos se vivió con nervios por parte de todos. Estuve en la plaza del falla refrescandome el gaznate en la pizzeria cuando el jurado empezó a dar a conocer los finalistas. Sentí la mayor verguenza que, como aficionado, he sentido por esta fiesta y todo lo que la rodea. Vi a gente saltando de alegria al enterarse de que "La milagrosa" se habia quedado fuera. Corria el rumor de que cierto autor sacó una botella de champán, cosa que me parece increible pero, por lógica, me la tengo que creer. Vi a mujeres abrazandose y chillando como si Camilo Sesto les estuviera comiendo el coño. Nunca una alegría me supo tan amarga. También se quedó fuera "La Batucada", pero da igual por que era una autentica bazofia de comparsa y quedó tan a la sombra de "La milagrosa" que ni se tuvo en cuenta. Su lugar en la final lo ocupó A sotavento, una comparsa con mas altos que un disco de los Beeges y la comparsa del Puerto vestida de Alberti, aunque a veces confundia a ese Alberti con Paco Umbral. Como digo, el Rey se convirtió en Capitán de un barco pirata y a ese barco le pegaron un cañonazo que lo mandaron al mismo fondo de los mares. Nada se pudo hacer contra los deseos del todopoderos consistorio. Un castigo que asustó a muchisimos autores que aprendieron la lección de que para comerse algo en este carnaval hay que ser bueno y arrimarse al poder. Ya saben a lo que me refiero. Un poco de peloteo, afiliarte al partido popular, no mojarse contra la alcaldesa...que se lo pregunten al coro del cabezón ese o a la otra comparsa que se quedó fuera, que lo lleva haciendo desde hace un huevo de tiempo.
 
Fuente: Blog La historia negra del carnaval
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Validate GEO-TAGs